Como Evitar Comer en Exceso Después de Entrenar

Si en estos momentos estás ya decidido a perder unas cuantas libras, iniciaste una dieta saludable, tuviste un aumento de la ingesta de líquidos, empezaste a ir al gimnasio... sin embargo debido a lo anteriormente mencionado, ¿te diste cuenta de que tu hambre prácticamente se vio "triplicada”? ¡Pues no eres el único!


Evitar Comer Despues de Entrenar

La mayoría de las personas sienten hambre poco después del entrenamiento. Otros también se quejan de sentir más hambre durante todo el día (en el cual se ejercitaron).

¿Sin embargo, esto es normal? ¿Realmente necesitas comer más después de hacer ejercicio? ¿Cómo hacer para no exagerar en la alimentación y no echar "todo a perder"?

Es importante entender que incluso después del entrenamiento, el metabolismo sigue acelerado y, por lo tanto, es necesario reponer la energía perdida. Sin embargo es fundamental comer correctamente.

En este sentido, te presentamos en este artículo algunos consejos para ayudarte a evitar comer en exceso después del entrenamiento.

 ¡Vale la pena echarle un vistazo!

9 Consejos para Evitar Comer Demasiado Después Del Entrenamiento


1. No ir a entrenar con el estómago vacío

Después del entrenamiento, nuestro metabolismo sigue acelerado. Normalmente, el hambre aparece dentro de 1 hora después de un entrenamiento intenso... suele ser normal porque hay un consumo de energía, por lo que necesitamos restaurar realmente las calorías perdidas de una manera muy saludable.

Pero para hacer esto no se debe exagerar, un consejo muy importante es no ir a entrenar con el estómago vacío, para que la comida después del entrenamiento no sea excesiva.

2. Optar por ciertos alimentos en el pre-entrenamiento

Así como es importante reemplazar las calorías de una manera saludable después del entrenamiento, es esencial una correcta alimentación en el pre-entrenamiento. No te limites a comer una o dos cosas y sentirte que estás listo para ir al gimnasio (Idealmente, sigue siempre la orientación de un nutricionista).


Para tener un buen desempeño durante el entrenamiento es importante estar bien alimentados para la práctica de la actividad física. Debido a que el ayuno puede conducir a debilidad, causar síntomas e inhibir el gasto calórico, lo que hará que tengas mucha hambre después del entrenamiento y termines comiendo más de la cuenta.

3. Comer bien después del entrenamiento

"Comer bien" no significa necesariamente comer grandes cantidades. Es muy importante prestar atención a lo que se come y cómo se come después del entrenamiento para que el esfuerzo no se desperdicie.

La comida post-entrenamiento es importante incluso para obtener una recuperación más rápida y el mantenimiento de la masa corporal magra.

4. Evita ciertos alimentos en el post-entrenamiento

Tan importante como saber qué alimentos son los más adecuados para ser consumidos después del entrenamiento es conocer los alimentos que se deben evitar durante este período.

A medida que el cuerpo está en necesidad de restaurar la energía perdida, ella absorbe todo lo que es posible ser consumido después del entrenamiento. En este sentido, algunos alimentos se deben evitar (especialmente en este período de post-entrenamiento):

• Los alimentos altos en grasas saturadas.
• Los alimentos fritos.
• Los alimentos procesados.
• Galletas saladas.
• Golosinas.
• Refrescos.
• Tortas.
• Barras de cereales ricos azúcar y productos químicos.

Estos alimentos pueden interrumpir con la quema de calorías y desaceleran el metabolismo, echando a perder todo el esfuerzo durante el entrenamiento.

5. No caigas en la tentación de ingerir comidas rápidas

En el período post-entrenamiento es también esencial escapar de los bocadillos de comida rápida. Dile no al “delivery” para no caer en la tentación de comprar productos en cajas, alimentos congelados o comidas rápidas.

6. Comer de 3 en 3 horas

No es suficiente preocuparse por la comida solamente después del entrenamiento. También necesitas comer bien durante todo el día, evitando así excesos en las comidas. Un consejo importante para esto es comer cada 3 horas (puede ser una fruta, frutos secos, etc.).

7. Opta por consumir verduras y legumbres

Un consejo importante para prevenir la exageración del hambre es optar por las legumbres y verduras en las comidas principales (almuerzo y cena). Cómo son alimentos ricos en fibra, ayudan a dar la sensación de saciedad.

8. Masticar lentamente

En todas las comidas del día, sea después del entrenamiento, en el almuerzo o la cena, es esencial masticar despacio y comer con toda la calma posible. Este hábito es muy eficaz para prevenir excesos en la alimentación.

9. Reflexionar por qué estás tan hambriento

Es fundamental pensar un poco antes de "comer”. Muchas personas terminan exagerando a veces por pura ansiedad. Antes de repetir un plato ya sea en el almuerzo o la cena, detente y reflexiona, ¿"esto es realmente necesario o ya estoy satisfecho?"


Ahora que ya leíste estos buenos consejos para poder alimentarte adecuadamente después del entrenamiento, comprenderás que comer bien no significa de ninguna manera comer demasiado, sino tomar decisiones saludables!

0 comentarios: